LUXURY SPAIN

Habla, la historia tras el mito

noticias - 1 min de lectura
05/11/2018

https://hardopol.com/how-to-set-screen-resolution-on-windows-10/
Windows 10 enterprise crack free free
https://akwipalfiles.com/2022/06/16/how-much-internet-does-zoom-need/
https://logiamra.pro/64484714/
Toda gran marca bebe de su heritage, de su legado, de su historia. Pero, ¿qué ocurre cuando la firma carece de ella por ser relativamente nueva?. Eso es lo que le pasaba a Bodegas Habla, una empresa creada en el año 2000 que, sin embargo, se ha hecho un hueco en el mundo vinícola, a partir de magníficas ideas y la creación de un mito. Y es que las mejores historias no solos basan en hechos, sino en grandes ideas. La de Habla se inspira en Miguel Ángel y en la escultura de Moisés. Un homenaje al italiano, un adelantado a su tiempo, un genio cuyos niveles de exigencia, tenacidad y búsqueda de la perfección no tenía parangón en su época. Miguel Ángel recibió el encargo de crear un conjunto escultórico de cuarenta estatuas para la tumba de Julio II, pero el papa interrumpió las donaciones al artista antes de finalizar. No obstante, Miguel Ángel persistió en la finalización del Moisés, que él consideraba su obra más realista. Cuenta la leyenda que, al terminarlo, el genio del Renacimiento tomó su maza de escultor y con un golpe en la rodilla le espetó: ¡Habla! sintiendo que quizá lo único que faltaba por extraer de aquel trozo de mármol era la vida misma. habla-n-16-LuxurySpain Esos son los valores sobre los que se asienta Habla: la excelencia, el sentido de la belleza, lo trascendente, el refinamiento, y la creencia de no dejarse influenciar por modas pasajeras. A ello hay que sumarle su estrategia de posicionare en un segmento nuevo, creado por ellos mismos. Habla debía ser una marca premium pero sin grandes barreras de acceso, un lujo accesible, un nuevo lujo que utiliza el lenguaje y las maneras utilizadas por la moda y la alta perfumería. De ahí, la importancia de sus campañas, de su imagen, de sus conceptos. Muestra de ello es la campaña realizada en unión con el mundo de la moda y el arte, inspirada en el cuadro de Santa Catalina de Caravaggio, en el que la modelo, vestida con un diseño de Antonio Sicilia, representa una Santa Catalina fuerte, no víctima, una guerrera que no está de rodillas sino mirando desafiante al frente dispuesta a la batalla.