LUXURY SPAIN

Land Rover, nuevo miembro de la Asociación Española del Lujo – Luxury Spain

lifestyle - 3 mins de lectura

Desde la Asociación Española del Lujo – Luxury Spain queremos dar la bienvenida a Land Rover como nuevo miembro internacional de la Asociación bajo el Sello de Calidad Luxury Spain Lifestyle. Ser fiel a uno mismo es importante y probablemente esa sea la clave del éxito de Land Rover, sin duda, la marca británica más relevante en la actualidad. Desde el lanzamiento del Land Rover Series I que buscaba satisfacer una necesidad creciente hasta la llegada de los SUV, que han puesto patas arriba una gama históricamente orientada más al barro que al asfalto. Inevitablemente ligada a los todoterrenos, es uno de esos pocos fabricantes que se dedican a producir esos modelos de automóviles en exclusiva. La marca es un clásico de la industria y tiene muy acotado su segmento de mercado. En la actualidad es la única compañía que se dedica en exclusiva a la fabricación de vehículos SUV y todoterreno, es por esta dedicación que viene su éxito y su reconocimiento a nivel mundial como una de las mejores opciones a la hora de elegir un vehículo 4×4.

Aunque Land Rover mejora y desarrolla constantemente sus productos, la historia que hay detrás de estos exclusivos todoterrenos pone de manifiesto una visión constante: una combinación de valores estables y un diseño creado para un fin concreto.

Su primer vehículo surgió en la posguerra británica, en 1948, durante un periodo de escasez de acero: un vehículo enfocado al trabajo, brillantemente sencillo e ingenioso y fabricado en aluminio. Los hermanos Spencer y Maurice Wilks, que trabajaban para la Compañía automovilística británica Rover, crearon un nuevo concepto de vehículo que combinaba la simplicidad de un utilitario con la robustez y sobriedad de una herramienta de trabajo. El vehículo tuvo un éxito instantáneo y, a mediados de los 50, el nombre Land Rover se había establecido sólidamente con una imagen de durabilidad y excelencia en todoterreno. Sus conductores en áreas como la agricultura y en el ejército, además de sectores como los servicios de urgencias y de rescate encontraron en estos vehículos las cualidades que necesitaban en un vehículo. En 1959 salió de la cadena de producción de Solihull, Inglaterra, el Land Rover número 250.000, y se consolidó su dominio en el mercado, pero la historia de Land Rover es mucho más que la de un vehículo clásico.

En la década de los 60 hubo una demanda significativa de vehículos con tracción a las cuatro ruedas y Land Rover se encontraba en primera línea de este nuevo y emergente mercado. Para alcanzar este reto, los ingenieros de la marca se pusieron manos a la obra en un vehículo que combinara el confort y el comportamiento en carretera de un coche familiar y la capacidad todoterreno de un Land Rover. El resultado fue el Range Rover, presentado en 1970 con un éxito rotundo. Su impactante diseño fue inmediatamente aclamado cuando se presentó en el Louvre de París. Pero lo que ofrecía el vehículo no era sólo confort y una buena imagen: un comandante del ejercito británico condujo un Range Rover con total seguridad desde Anchorage en Alaska hasta Ushuaia en Argentina, una agotadora prueba de seis meses que muy pocos vehículos habrían superado.

Hoy día, Land Rover es la única compañía que sólo fabrica vehículos 4×4 con tracción permanente. Esta pura dedicación es quizás una sencilla razón por la cual los valores de Land Rover destacan de forma tan obvia en sus vehículos: libertad, aventura, valor y, sobre todo, autenticidad. Sin embargo, la marca va más allá que sus propios vehículos, por ejemplo, sus expediciones ‘Adventures’ por todo el mundo, la ropa y el equipamiento Gear, los Centros Driving Experience para la enseñanza de la conducción todoterreno y nuestros estrechos vínculos de patrocinio con organizaciones deportivas y de conservación de la naturaleza. Todo ello contribuye a los exclusivos valores que Land Rover representa.

A la venta en 142 países, Land Rover ha viajado desde un producto utilitario básico en 1948 hasta una leyenda del motor como es el nuevo Range Rover que salió de las líneas de producción en 2002. Pocos productos pueden alcanzar el reconocimiento y el respeto que normalmente se otorga a sus vehículos como sello de la excelencia que representa en el mundo y la historia del automóvil.